Cambios fiscales que podrían afectar a los autónomos

Cada vez que llega el final de año se anuncian ciertos cambios fiscales que, en mayor o menos medida, acaban afectando a los autónomos. En lo que se refiere a los clientes de Gestoría Rincón queremos tenerles informados al respecto.

Uno de los objetivos de cara a los próximos años es perseguir y reducir el fraude fiscal en los negocios, y por ello se han adoptado medidas que afectan a los pagos en efectivo y a la forma de llevar la contabilidad. Dado que en España la mayoría de los negocios están en manos de autónomos, es fundamental que estos conozcan los cambios que se van a realizar.

Los autónomos, principal objetivo de los cambios fiscales

Los autónomos se sienten demasiado observados y controlados, ya que muchos de los cambios fiscales los ponen en el punto de mira. Es cierto que se cometen fraudes, pero los profesionales denuncian que la mayoría de los grandes fraudes no proceden precisamente de autónomos.

Los propios de Hacienda se muestran partidarios de destinar los recursos públicos a luchar contra el gran fraude fiscal, ese que le cuesta a las arcas públicas millones de euros cada año. No se trata de no controlar a los autónomos, si no de perseguir también a los grandes defraudadores.

Ajustes en los pagos en efectivo con los nuevos cambios fiscales

Desde hace ya algunos años la Agencia Tributaria tiene una particular guerra abierta con los pagos en efectivo. Entendiendo que en muchos casos se utiliza esta forma de pagar como medio para evitar la facturación y no pagar así el IVA, se han venido limitando las cantidades que se pueden pagar en efectivo por un producto o servicio.

En el caso de operaciones entre profesionales y empresarios el tope para los pagos en efectivo estaba marcado en 2.500 euros, pero con los cambios fiscales que se van a efectuar esa cantidad se va a ver más limitada todavía y será de 1.000 euros. A efectos prácticos esto supone que los autónomos tendrán que hacer prácticamente todos sus pagos a proveedores a través de transferencia bancaria, de modo que quede constancia de ellos.

Nuevo límite, pero con algunas excepciones

A pesar de lo que acabamos de señalar, se ha entendido que hacer un ajuste demasiado severo en los pagos al contado podría causar importantes problemas a los autónomos. Por eso, cuando se trate de pagos por parte de clientes estos sí podrán hacerse en efectivo si no superan la cuantía de 2.500 euros.
Si se trata de pagos provenientes de particulares que tengan su domicilio fiscal fuera de España, el límite va a pasar de los 15.000 euros actuales a 10.000 euros.

Cambios en torno al software de doble uso

Dentro del proceso de transformación digital muchos autónomos utilizan cada vez con más frecuencia software para llevar su contabilidad. Pero se sabe que algunos de esos programas son “de doble uso”, lo que permite llevar una doble contabilidad sin necesidad de ser un experto en ingeniería fiscal.

Algunos programas están tan avanzados que incluso pueden emitir tickets por el importe íntegro de una compra y conseguir que la misma no quede reflejada en la contabilidad oficial.

Cambios fiscales que afectan a los programas de contabilidad

Para evitar el uso de software de doble uso, lo que se quiere hacer es mejorar el sistema de vigilancia sobre estos programas. Así, aquellos que vayan a ser usados para llevar la contabilidad de empresas y negocios tendrán que tener una certificación otorgada por el Ministerio de Hacienda.

Los cambios traen nuevas sanciones

Como siempre que se producen cambios fiscales, también se retocan las sanciones, y este año no iba a ser una excepción. De hecho, no usar un software homologado le puede salir muy caro a los autónomos.
Las multas por no tener el certificado para el programa de contabilidad son de hasta 50.000 euros. Y a ello hay que sumarle que si se detecta que se han ocultado ingresos se puede llegar a imponer una multa de hasta 150.000 euros por cada ejercicio económico en el que se haya cometido fraude.

Los autónomos, siempre al día sobre normativa fiscal

Como decíamos al principio de este artículo, los cambios fiscales son algo bastante habitual. Por eso, este es un tema sobre el que muchos de nuestros clientes autónomos procuran estar al tanto, aunque no tengan demasiados conocimientos sobre fiscalidad.

Y lo están precisamente porque saben que cualquier incumplimiento de la normativa puede dar lugar a importantes sanciones. De ahí que los profesionales intenten estar siempre al día en sus conocimientos sobre cuestiones fiscales, aunque esto suponga hacer constantes cambios y adaptaciones en sus negocios.