¿Es lo mismo jubilación anticipada que prejubilación?

Algunos trabajadores y empresarios confunden la jubilación anticipada con la prejubilación. Sin embargo, mientras que el acceso a la jubilación anticipada está regulado expresamente en la ley (la explicaremos en un próximo artículo), la prejubilación no es ningún tipo de jubilación reconocida por la Seguridad Social.

Es decir:

· La prejubilación de un trabajador supone la extinción de su contrato a la edad en la que todavía no puede acceder a la prestación de jubilación (generalmente en un momento posterior a los 50 años).

· Es un pacto entre la empresa y el trabajador para garantizarle a éste una remuneración hasta que pueda jubilarse (a través del acceso a la prestación por desempleo y mediante el abono de una compensación económica por parte de la empresa).

En la práctica, a la empresa le interesa prejubilar a empleados con edades avanzadas y con salarios elevados para ahorrase dichos salarios y las correspondientes cotizaciones. Por otro lado, el trabajador sale beneficiado ya que sigue recibiendo una compensación económica, pero sin trabajar.

Las prejubilaciones se suelen ofrecer en grandes empresas y se pueden dar las siguientes situaciones:

-En el marco de un despido colectivo, se suele ofrecer una indemnización adicional a la de 20 días que prevé la ley, a través de una compensación mensual (para complementar durante los dos primeros años la prestación por desempleo y para garantizar posteriormente una remuneración hasta la jubilación) y la suscripción de un convenio con la seguridad social para ingresar las cotizaciones hasta la fecha de jubilación pactada.

-También existen las “bajas incentivadas”. Se trata de un acuerdo similar al indicado en el apartado anterior pero que se produce de mutuo acuerdo, fuera del despido colectivo. Por lo tanto, los afectados no tendrán derecho a cobrar prestación por desempleo.

Asimismo, hasta su jubilación, nada impide al empleado acceder a un trabajo por cuenta ajena o por cuenta propia. Por ello, es habitual incluir en los acuerdos de prejubilación una obligación de no competencia, de modo que la empresa deje de abonar la compensación y las cotizaciones si el afectado accede a otro empleo.

Para más información, no dudes en acceder a nuestras oficinas a consultar. También lo puedes hacer a través de nuestra web www.gestoriarincon.es