¿Los autónomos tienen que devolver las ayudas directas que han recibido?

En respuesta a bastantes requerimientos de información sobre la devolución por parte de los autónomos de las ayudas directas que han recibido, por parte de Gestoría Rincón pretendemos trasladar nuestra valoración.

Lo cierto, es que las ayudas directas aprobadas por el Gobierno en marzo han dado la esperanza a miles de autónomos de poder recuperar sus negocios, incluso a los que tuvieron pérdidas el año anterior a la pandemia si era su primer año como tales. Sin embargo, hay un número de condiciones para poder acceder a estas ayudas y otras distintas para no tener que devolver lo entregado.

El Gobierno ha dejado clara su intención de no ayudar a sobrevivir a negocios que estaban destinados a cerrar incluso desde antes de la pandemia.

Estas empresas inviables o ‘zombis’ le deberán la cuantía de las ayudas recibidas a Hacienda si no justifican su utilidad de acuerdo con el punto seis del artículo 4 del Real Decreto Ley 5/2021. De acuerdo con este Real Decreto, las empresas y autónomos que sean beneficiarios de fondos del Gobierno deberán «justificar ante el órgano concedente el mantenimiento de la actividad que da derecho a las ayudas a 30 de junio de 2022». En caso contrario, se verán obligados a reintegrarlas, con lo que tendrán el doble conflicto de perder su fuente de ingresos y tener que devolver entre 4.000 y 200.000 euros.

Con la condición de mantenerse de alta hasta junio de 2022, el Gobierno instaura el mantenimiento de la actividad como requerimiento mínimo para las ayudas a autónomos, alineándose con lo que exige la Unión Europea (UE). En este sentido, sólo se beneficiarán las empresas que hayan sido perjudicadas por la crisis de la pandemia, pero que tengan buenas perspectivas de recuperación, como una infinidad de ejemplos del sector servicios.

Los gobiernos regionales recibirán del Gobierno el dinero destinado a las ayudas directas. Así, serán los encargados de abrir las convocatorias, fijar plazos para solicitudes y pagar las cuantías correspondientes. También podrán modular los criterios para concederlas y añadir a ellas. María Jesús Montero, ministra de Hacienda, afirmó que espera que los autónomos «ya estén cobrando durante el verano» en una entrevista a la Cadena SER.

En verano también empezarán las comprobaciones de prestaciones que estuvieron vigentes durante el estado de alarma, por lo que los autónomos tendrán que cuidar los documentos que corresponden a sus negocios durante el último trimestre de 2020. Así, tendrán que justificar ante su mutua la caída de sus ingresos por encima de 75% respecto al mismo periodo en 2019 y que sus rendimientos netos no llegaron a los 5.818,75 euros. Estas comprobaciones se harán a discreción de la mutua.

Como las mencionadas anteriormente, las prestaciones podrían tener que ser devueltas si no se cumplen los requisitos específicos. En este caso se habla de hasta tres prestaciones, una entre marzo y junio, otra entre julio y septiembre y otra entre octubre y enero. En caso de incumplir, los autónomos pueden devolver las ayudas voluntariamente o bajo requerimiento de la mutua, por lo que es recomendable guardar la cantidad recibida en una cuenta aparte por si hiciera falta acceder a ella por estos motivos.