Obligaciones y responsabilidades del promotor inmobiliario frente al consumidor final

El seguro decenal en España es una protección obligatoria que cubre durante diez años los daños estructurales graves que puedan afectar a un edificio o construcción. Se aplica a obras de nueva construcción o reformas importantes, involucrando a diferentes partes.

Es un seguro de responsabilidad civil que garantiza la reparación de daños graves que comprometan la estabilidad o seguridad del edificio durante una década tras su finalización.

Obligatorio para constructores y promotores, cubre defectos que pongan en riesgo la solidez de la construcción, como grietas, daños en cimientos o elementos estructurales. Implica contratar y abonar la prima del seguro antes de iniciar la obra. El constructor debe llevar a cabo la construcción siguiendo normativas y estándares de calidad. Una vez contratada la póliza cada interviniente tiene que responder:

  • El promotor es responsable de contratar el seguro y garantizar su validez.
  • El constructor responde por los defectos y daños durante los primeros diez años.
  • El asegurador asume la responsabilidad de la indemnización en caso de siniestro cubierto por el seguro.

El incumplimiento de estas obligaciones puede conllevar sanciones y responsabilidades legales para las partes involucradas.

Esta obligación afecta a viviendas de todo tipo, sean parte de una comunidad o viviendas unifamiliares, teniendo en cuenta siguientes detalles:

  • Vivienda unifamiliar: En el caso de una vivienda unifamiliar, el propietario que actúa como promotor de la obra es responsable de contratar el seguro decenal antes de iniciar la construcción. Este seguro protege al propietario y a los futuros compradores durante diez años contra posibles daños estructurales graves.
    En el supuesto del auto-promotor individual de una única vivienda unifamiliar para uso propio, no sería necesario contratar el seguro decenal, salvo que necesitase venderla antes de que transcurran 10 años.
  • Viviendas en comunidad: Cuando se trata de viviendas en una comunidad, el seguro decenal debe ser contratado por el promotor de la obra inicial.
  • Responsabilidades en la venta: En la venta de viviendas, el vendedor debe informar al comprador sobre la existencia del seguro decenal y proporcionar toda la documentación relacionada con este seguro y la garantía de la construcción. El comprador, al adquirir la vivienda, tiene derecho a recibir esta documentación para asegurarse de estar protegido durante los diez años establecidos por la póliza.
  • Comunidad de propietarios: En el caso de viviendas dentro de una comunidad, si se detectan problemas estructurales durante el período cubierto por el seguro, la comunidad debe notificarlo al asegurador para activar el proceso de reparación o indemnización correspondiente.

En ambos casos, sea una vivienda unifamiliar o en comunidad, el seguro decenal es fundamental para proteger a los propietarios y compradores de posibles problemas estructurales graves durante un período significativo después de la construcción.

Estas son las garantías que con carácter general ofrecen las aseguradoras, pero es importante saber exactamente que se incluye en cada caso:

  1. Garantía de daños estructurales: Cubre los defectos que comprometen la resistencia mecánica y estabilidad del edificio. Incluye problemas en cimientos, estructuras portantes, vigas, pilares, etc.
  2. Garantía de habitabilidad: Protege contra fallos que afecten al uso adecuado del edificio, como problemas de estanqueidad que causen humedades graves, aislamiento acústico deficiente o problemas de accesibilidad.
  3. Garantía de impermeabilización: Cubre problemas relacionados con la impermeabilización que puedan derivar en filtraciones de agua y daños estructurales o de habitabilidad.
  4. Garantía de instalaciones: Algunas pólizas incluyen cobertura para defectos graves en instalaciones como fontanería, electricidad, gas, calefacción, etc., que afecten al funcionamiento adecuado del edificio.
  5. Garantía de vicios ocultos: Protección contra defectos no visibles durante la recepción de la obra, pero que se manifiestan posteriormente y afectan a la habitabilidad o estructura del edificio.

Estas garantías buscan ofrecer una cobertura integral durante el período de diez años, asegurando la protección tanto de la estructura del edificio como de las condiciones necesarias para su uso adecuado.

Es aconsejable acudir a la correduría de seguros Ados Broker, grupo Rincón experto en la materia que pueda ayudar a revisar detalladamente qué aspectos cubre cada póliza de seguro decenal para entender completamente las coberturas ofrecidas.

 

 

 

 

 

 

 

 

 

 

<a href=»https://www.freepik.es/foto-gratis/edificio-residencial-ventanas-balcones_7546200.htm#page=2&query=edificacion%20vivienda&position=43&from_view=search&track=ais&uuid=cdce4a4b-65e6-41f2-a1a0-c0ca1d2c7319″>Imagen de KamranAydinov</a> en Freepik