Regulación de la jornada máxima y control de las horas extras del trabajador

Las horas extras están limitadas a 80 al año

La Inspección del Trabajo profundiza en el control del cumplimiento de la normativa del tiempo de trabajo, la cual queda establecida en el Art. 35-3 del Real Decreto Legislativo 2/2015 de 23 de octubre. El número total de horas extras que se pueden realizar en una empresa tiene un límite de 80 al año.

Estas horas no incluyen aquellas que son consideradas de obligada realización ya que están destinadas a reparar daños extraordinarios y urgentes. Estas últimas, a pesar de su carácter preceptivo, deberán ser retribuidas como extraordinarias.

El Articulo 35 del Real Decreto regula la duración de la jornada máxima y el control de las horas extras del trabajador. El número de horas extraordinarias no podrá ser superior a ochenta al año, salvo lo previsto en el apartado tres, donde se especifica que: “No se tendrá en cuenta, a efectos de la duración máxima de la jornada ordinaria laboral, ni para el cómputo del número máximo de las horas extraordinarias autorizadas, el exceso de las trabajadas para prevenir o reparar siniestros y otros daños extraordinarios y urgentes, sin perjuicio de su compensación como horas extraordinarias”.

Por esta razón, la Inspección del Trabajo insiste en llevar registro de control horario de los trabajadores sin importar el sistema que se utilice. De no llevar dicho registro, la empresa puede incurrir en sanciones muy elevadas.

Las horas extras son voluntarias y computables

Las horas extraordinarias pagadas han disminuido considerablemente. Las Comisiones Obreras consideran que se debe en gran medida al fenómeno de explotación laboral que se ha venido presentando a raíz de la crisis económica.En este escenario, la productividad parece haber aumentado pero existe devaluación salarial e incremento de las horas trabajadas pero no pagadas.

Por otro lado, las horas extras que realizan los trabajadores han de ser voluntarias y se computan cada día para que puedan ser compensadas. La ley establece que las empresas deben pagar las horas extras a sus empleados en dinero o tiempo de descanso, en los cuatro meses siguientes a su realización. En el caso que se retribuyan, la cuantía a recibir no podrá ser inferior a lo que se paga por la hora ordinaria.

Es imprescindible que conozcas tus derechos como empleado y deberes como empleador. En Gestoría Rincón queremos asesorarte.

Llámanos y te solucionamos cualquier duda 946761916