¿Una pensión que permita vivir dignamente?

La respuesta a esta pregunta parece ser No, pues la cuantía de las nuevas pensiones caerá en un 4% cada 10 años.

Empobrecimiento de los Pensionistas

El número de pensionistas aumentará mientras que la cuantía de las nuevas pensiones se reduce en un 4% cada 10 años a partir de 2019 y de forma acumulativa, como lo ha denunciado La Unión General de trabajadores (UGT) quienes también han expresado que a esto se debe sumar la pérdida del poder adquisitivo de los pensionistas a causa del Índice de Revalorización de las Pensiones, por lo que el panorama de los futuros jubilados no parece ser el mejor.

Por ejemplo, una pensión de jubilación de 1000 euros mensuales quedará reducida a 960 euros en 10 años y así sucesivamente, no se revalorizará conforme al IPC y variará poco en los próximos años.

El sindicato critica que “al Gobierno no parece interesarle el daño que se produce en la equidad intergeneracional al percibir los jubilados pensiones mucho más bajas que los que les preceden”.

Según las estimaciones del gobierno, en 2013 el gasto en pensiones fue del 11,8% del PIB; en 2050 será ligeramente superior (12,3%) y a partir de entonces y hasta 2060, volverá a descender al 11% del PIB.

Dado que la esperanza de vida tiende a aumentar, todo apunta a que se cobrará menos al mes durante más años, pero como lo indica la UGT; el tema de las pensiones no se trata sólo de números sino de “garantizar unas pensiones adecuadas que permita vivir dignamente a las personas mayores”.